Saltar al contenido

MANUAL DE ANÁLISIS TÉCNICO DE VALORES (8)

noviembre 29, 2015

 

14. FIGURAS DE VUELTA RÁPIDA

14.1. FORMACIONES EN V

Son figuras que indican en un solo día, a veces en horas o incluso en minutos, si y cuando se ha producido una inversión en la tendencia imperante.

En todas estas figuras rápidas concurren las siguientes características:

  • Gran rapidez y amplitud del movimiento anterior. Subida o bajada anterior vertical o casi vertical.
  • Ambiente climatérico (clima bursátil de euforia o de pánico).
  • Enorme volumen de contratación (magnitudes a veces alucinantes) concentrado en una o pocas sesiones. La barra de volúmenes del día es exageradamente alargada.Al volumen muy fuerte propio de cualquier hisip o losip, se le añaden las liquidaciones forzadas de shorts y longs equivocados y a la ejecución simultánea de enorme cantidad de órdenes limitadas que se ejecutan por la velocidad de las cotizaciones.
  • Amplias fluctuaciones en la cotización.
  • Obtención de una nueva máxima o mínima.
  • La envergadura del movimiento resultante es directamente proporcional a la envergadura y violencia del movimiento anterior.

La formación en V representa, en el techo de un movimiento alcista, un brusco agotamiento de la demanda en esos niveles; y en el suelo de un movimiento bajista, los últimos coletazos (ventas pánico) de los inversores particulares.Normalmente estas figuras en V no suponen un cambio en la tendencia principal, pero sí una corrección secundaria de magnitud importante.

14.2. TIPOS DE FIGURAS DE VUELTA RÁPIDA

Son figuras de vuelta rápida:

  • Spike o punta aguda
  • Islote o island
  • One day reversal o vuelta en un solo día
  • Otras figuras de vuelta

En chart semanales, la vuelta no será la de un día sino la producida en una semana. Estas vueltas en charts semanales dan muchas veces fin a una tendencia primaria (importante).

14.3. TÉCNICAS OPERATIVAS

Si las figuras carecen de momento climatérico, subida o bajada anterior vertical o casi vertical, gran volumen y amplitud en las cotizaciones, puede ser conveniente no hacer caso y esperar a ver si la cotización es capaz de mantenerse sobre el próximo soporte.

Si son figuras “normales” de vuelta rápida, con todos los requisitos que las configuran, se impone una acción inmediata y decidida, siguiendo las cotizaciones minuto a minuto.

Medida de seguridad: Poner “orden de venta stop on close” con límite inferior al precio de cierre del día anterior (caso figuras al alza), u “orden de compra stop on close” con límite superior al precio de cierre del día anterior (caso figuras a la baja). Esta orden se renovará diariamente.

14.4. SPIKE

Spike. Punta aguda. Figura de vuelta rápida.

Después de un movimiento anterior amplio, con subida o bajada vertical, existe euforia compradora (movimiento alcista) ó pánico vendedor (movimiento bajista), con un día enorme de volumen de contratación y amplias fluctuaciones en la cotización.

  • En movimiento alcista:

El día del clímax la cotización hace nueva máxima (hisip), cerrando   flojo cerca de las mínimas del día.

Análisis técnico 14A

  • En movimiento bajista:

El día del clímax la cotización hace nueva mínima (losip), cerrando firme cerca de las máximas del día.

Análisis técnico 14B

El spike invierte habitualmente una tendencia secundaria; a veces incluso da fin a una tendencia primaria (materias primas). Se producirán normalmente en acciones de segunda fila (rara vez en acciones de amplio mercado) y en “commodities”.

Su movimiento posterior a la figura será un fuerte bajón o una fuerte subida, verticales o casi verticales, proporcionales al movimiento anterior a la figura. 

14.5. ISLOTE

Islote. Island. Figura de vuelta rápida.

Similar al “spike” en verticalidad, movimiento anterior y posterior, ambiente climatérico y enorme volumen de contratación.

Diferencias entre Spike e Islote

En el spike el cambio de tendencia se efectúa dentro de una misma sesión (día del clímax). En el islote, el  cambio de tendencia se insinúa en el día del clímax, pero se hará notar en el siguiente día.

En el día climatérico, las cotizaciones dan un salto respecto al día anterior, quedando en todo momento por encima de las máximas del día anterior (movimiento alcista) o por debajo de las mínimas del día anterior (movimiento bajista). Al día siguiente, se producirá un salto en sentido contrario, quedando la cotización del día del clímax como una isla separada del chart.

Análisis técnico 14C

Los saltos indicados se traducen en “gaps” (agujeros), los cuales por si solos no constituyen una figura chartista. El gap que forma parte del islote se llama “exhaustion gap o hueco de agotamiento”.

El declive o ascensión después de haberse formado el “islote” es rápido y profundo, proporcional al movimiento anterior. El volumen decrecerá produciéndose un paralelismo entre la cotización y las curvas de volumen.

Los “islotes” son más frecuentes en los “tops” que en los “bottoms”. Se producirán más bien en acciones de segunda fila (rara vez en acciones de amplio mercado) o en bolsas con fuerte acento especulativo (commodities: 65% órdenes especulativas). Invierte habitualmente una tendencia secundaria, a veces incluso, da lugar a la inversión de una tendencia primaria (caso de commodities). El islote constituye una resistencia o un soporte formidable.

A veces en el islote se produce una especie de reflexión o indecisión, que puede durar uno o dos días más, teniendo así un islote compuesto por dos o tres barras a la misma altura, desligados del chart por sendos “gaps”. El diagnóstico no cambia y todos los demás componentes son inalterables.

En bolsas estrechas es conveniente vender el día siguiente a un presumible “exhaustion gap”, ya que si esperamos a que se forme el segundo “gap” (figura completa) nos será difícil vender, por la caída tan rápida y profunda de la cotización, a veces con “papel sin operaciones”.

14.6. VUELTA EN UN SOLO DÍA

Vuelta en un solo día. One day reversal. Es la clásica figura de vuelta rápida.

La figura se forma como si fuera un “spike”. Elipse que tiende a la verticalidad, volumen fuertemente creciente, euforia (tops) ó pánico (bottoms) generalizado y  caída o ascensión fulminantes después de completarse la figura.

  • En movimiento alcista:

En un día de muy alto volumen, las cotizaciones empiezan bajas, para cerrar cerca de sus máximas del día, con amplia fluctuación. (Aquí está la diferencia con el “spike”; éste cierra en las mínimas del día). Al siguiente (día de la inversión o vuelta) se alcanzarán nuevas máximas, pero al final las cotizaciones cerrarán por debajo del cierre del día anterior. En este día también hay volumen y oscilaciones de cotización amplios.

Análisis técnico 14D

  • En movimiento bajista:

En un día de muy alto volumen, las cotizaciones cierran cerca de sus máximas del día, con amplia fluctuación. (Aquí está la diferencia con el “spike”; éste cierra en las máximas del día). Al siguiente (día de la inversión o vuelta) se alcanzarán nuevas mínima, pero al final las cotizaciones cerrarán por encima de las mínimas del día anterior y en todo caso por encima del cierre del día anterior. En este día también hay volumen y oscilaciones de cotización amplios.

Análisis técnico 14E

Hay figuras como las descritas que carecen del momento climatérico: Fuerte movimiento ascendente o descendente y vertical anterior, gran volumen y gran oscilación de las cotizaciones, en el día de la inversión y en el día anterior. En estos casos, las subidas o declives posteriores generalmente carecen de relieve, ya que no ha habido exageraciones y no sería una figura “normal” de vuelta rápida (sería figura “suave” de vuelta rápida).

Estas figuras se dan tanto en “tops” como en “bottoms”, aunque son más frecuentes en los “tops”. Se dan en valores de segunda fila (rara vez en valores de ancho mercado)  y en “commodities “, donde puede producir el fin de una tendencia primaria. El “hisip” o “losip” del día de inversión constituye una resistencia o soporte formidable.

La proporcionalidad del declive a la subida anterior, o de la ascensión a la bajada anterior, es un rasgo común a toda figura de vuelta, no faltando por lo tanto en ésta.

14.7. FORMA DE OPERAR EN MERCADOS ESTRECHOS

Aquí no siempre hay “gaps”. Pondremos una orden de “venta stop on close, orden día” por debajo del cierre anterior. Se pone “stop on close” para no ser eliminados en el curso de una fluctuación normal.

Si al cierre vemos que la cotización cae por debajo del cierre del día anterior (movimiento alcista) venderemos inmediatamente, y si al cierre vemos que la cotización se sitúa por encima del cierre del día anterior (movimiento bajista) compraríamos inmediatamente.

14.8. OTRAS FIGURAS DE VUELTA RÁPIDA

a) La regla de los tres días

Se supone que estamos ante un “hip” (punta alta, no necesariamente de importancia), si en los tres días siguientes la cotización no llega a subir, en sus fluctuaciones diarias, hasta la mínima que marco en el día del “hip”.

Se supone que estamos ante un “lop” (punta baja, no necesariamente de importancia), si en los tres días siguientes la cotización no llega a bajar, en sus fluctuaciones diarias, hasta la máxima que marco en el día del “lop”.

b) La regla del volumen elevado

El mercado está intentando dar la vuelta, si la cotización queda estancada durante tres días con un muy elevado volumen de contratación.

c) La regla del volumen “que se va”

Se presume que hay una vuelta a la vista, si el volumen durante una fuerte subida empieza a fallar.

d) La regla de la cotización estancada con volumen creciente

Se presume que hay una vuelta a la vista, si el volumen sigue subiendo al mismo tiempo que la cotización queda estancada (distribución de títulos).

e) La regla del consenso universal

Se intuye que hay bajón a la vista cuando todo el mundo piensa y escribe que la bolsa va a subir. Esto se refleja en un “oscilador sobrecomprado” (fuerza relativa elevada), o en “compras de crédito al mercado (abultadas respecto a lo habitual), o un “contrary market opinión” (en commodities, superior a 75). Un “contrary market opinion” superior a 90 es francamente peligroso. El bajón no tiene que producirse necesariamente en el acto.

Se presume que hay subida a la vista cuando todo el mundo piensa y escribe que la bolsa va a bajar. Esto se refleja en un “oscilador sobrevendido” (fuerza relativa vecina a cero), o en “ventas de crédito al mercado (abultadas respecto a lo habitual), o un “contrary market opinion” por debajo de 20, y cuando el “short interest ratio” está por encima de 2.

 f) Reglas generales

La bolsa se mueve en sentido contrario al precio del dinero. Algunas veces tarda algún tiempo en dar la vuelta, generalmente en tendencia alcista que ha durado mucho tiempo, debido a la inercia alcista.

La bolsa ha llegado generalmente a su fin cuando hay pleno empleo, es decir, cuando empiezan a programarse próximas subidas de interés.

La bolsa ha llegado generalmente a su fin cuando las empresas van demasiado bien.

La bolsa baja generalmente los finales de semana, ante un puente, en la época navideña, en noviembre, en las fechas de pago de impuestos.

La bolsa sube generalmente después de las fiestas navideñas, en enero/febrero, en agosto y en las fechas en que se pagan dividendos de acciones y cupones de obligaciones.

15. OTRAS FORMACIONES DE CAMBIO DE TENDENCIA

15.1. CABEZA Y HOMBROS MÚLTIPLES

Un ciclo primario contiene mucha inercia y los cambios de mentalidad de los inversores tardan en cambiar. Por eso las grandes figuras de cambio de tendencia, tienen gran duración y tienden a diluirse o incluso presentar otras figuras dentro de los elementos principales, que vienen a reforzar la figura principal.

Al igual que existen figuras HCH y HCH invertidas, hay “superfiguras normales” y “superfiguras invertidas”; siendo mayor la duración en las segundas.

El movimiento resultante, en la práctica, será mayor que la fórmula mínima, aunque también más lento. Una superfigura llevará a plusvalías extremas siempre que haya habido exageraciones o desajustes extremos en la fase anterior.

Suele existir dificultad en reconocer la cabeza y los hombros en una superfigura, ya que sus partes, al tener puntos no significativos (“lops” o “hips” en lugar de “losips” y “hisips”), dan como resultado una figura redondeada.

15.2. TIPOS DE SUPERFIGURAS 

a) Gran figura cabeza y hombros (h1-c-h1), cuya cabeza es otra figura de cabeza y hombros (h-c-h)

Análisis técnico 15A

b) Gran figura cabeza y hombros, cuya cabeza es un “doble top” (figura cabeza y cuernos)

Análisis técnico 15B

c) Gran figura cabeza y hombros, con dos hombros izquierdos y dos hombros derechos

Análisis técnico 15C

d) Gran figura cabeza y hombros, cuya cabeza es otra figura de cabeza y hombros, acabada con dos (o más) hombros izquierdos y dos (o más) hombros derechos

Análisis técnico 15D

e) Gran figura cabeza y hombros, cuya cabeza es un “doble top”, con dos (o más) hombros izquierdos y dos (o más) hombros derechos

Análisis técnico 15E

Este tipo de formaciones es más frecuente que se formen en tendencia primaria que en tendencia intermedia. En estas figuras se aprecia una extremada tendencia a la simetría (si se forman dos hombros izquierdos, son elevadas las probabilidades de que se formen dos hombros derechos).

15.3. DIAMANTE

Figura pintoresca e infrecuente. Generalmente da fin a una gran tendencia alcista primaria. De alguna manera es derivación de figura de cabeza y hombros múltiples, y por lo tanto figura de cambio de tendencia bajista. Se forma en los techos de movimiento alcista prolongado.

Se puede definir como la yuxtaposición de un triángulo abierto simétrico y un triángulo simétrico. Otra definición (menos acertada) es: Figura cabeza-hombros con neckline quebrada.

Análisis técnico 15F

En la parte del triángulo abierto simétrico, las fluctuaciones empiezan siendo pequeñas para ensancharse quizás en uno o dos meandros, y el ambiente es de gran actividad y nerviosismo, siendo su volumen muy irregular y elevado. En la parte del triángulo simétrico, el volumen será decreciente. La implicación es marcadamente bajista.

Existe propensión a confundir esta figura con la de cabeza-hombros. Necesitamos unos meandros más para definir una figura como “diamante” (varios hips y lops en cada una de sus dos fases). Si éstos no se dan, consideraremos la figura “cabeza y hombros”, siempre que se den los demás requisitos de esta última.

La figura del diamante se confirma cuando los precios rompen a la baja la directriz inferior del triángulo simétrico, que está situado en su lado derecho.

El objetivo mínimo para las cotizaciones después de la ruptura (que generalmente es hacia abajo), será igual o superior a la distancia entre la punta alta y baja del diamante.

Análisis técnico 15G

Como ocurre en todas las figuras de vuelta, el bajón definitivo estará en relación con la envergadura de la subida anterior. Pero, como siempre, lo importante será la confirmación que viene con la ruptura, mientras sólo existirán posibilidades.

Si se produce una ruptura hacia arriba, significará que se ha producido un nuevo hecho fundamental imprevisto y favorable que ha anulado todo el contexto en que se movía esta acción o mercado, creando una situación nueva. Evidentemente estas rupturas al alza tienen que estar acompañadas de sensible aumento de volumen de contratación.

 16. RECTÁNGULO 

16.1. FORMACIONES RECTANGULARES

Trading Range. Rectángulos. Paralelogramos. Zonas de fluctuación delimitadas.

Estas formaciones suponen una interrupción temporal de la tendencia, que da paso a un movimiento lateral, en donde los precios se mueven entre dos líneas horizontales. Son formaciones de continuación de tendencia (mayor probabilidad) y formaciones de cambio de tendencia o inversión (menor probabilidad).

Las zonas de fluctuación o rectángulos se manifiestan cuando las fuerzas del dinero (compradores, toros) son aproximadamente iguales a las fuerzas del papel (vendedores, osos), es decir, siempre que hay equilibrio, cierta indiferencia, tiempo y tendencia indefinida.

En estas zonas es donde el chartista suele incurrir en el mayor número de errores, debido a su impaciencia, a las frecuentes señales falsas, y a la sobrevaloración de datos fundamentales sobre la empresa. Al no encontrar una tendencia definida, el inversor se refugia en estos datos, los cuales son atrasados y están ya reflejados en la cotización.

16.2. FORMACIÓN

Las cotizaciones, en su movimiento hacia abajo, llegan a la zona de soporte. En este nivel, la demanda de los compradores absorbe todo el papel puesto a la venta, motivando con ello un movimiento hacia arriba de los precios hasta la zona de resistencia. Cuando las cotizaciones llegan a la zona de resistencia, la oferta de los vendedores al descargar todo el papel, satisface la demanda existente y origina un movimiento hacia abajo de los precios hasta la zona de soporte.

Análisis técnico 16A

Este proceso se repetirá hasta que se produzca la ruptura o final de la zona de fluctuación. El escape o ruptura puede realizarse de dos formas:

  • Por agotamiento

Las fuerzas de uno de los participantes (dinero o papel) se agotan. La dirección que toma la cotización, en su huida fuera de la zona de fluctuación, será la del participante ganador, hacia arriba si predomina el dinero ó hacia abajo si triunfa el papel, hasta toparse con un nuevo bloque de oferta o demanda capaz de poner freno al movimiento.

  • De improviso

Con motivo de acontecimientos políticos o económicos (nueva medida política/económica, subida/bajada de los intereses, nuevo gobierno, etc.), se originan nuevas fuerzas, las cuales se suman a las ya existentes del dinero y del papel, produciendo con ello un desequilibrio.

Este desequilibrio creado producirá una ruptura al alza si es mayor la demanda, o una ruptura a la baja si predomina la oferta.

16.3. ANÁLISIS DE LA FIGURA

En el estudio de las “zonas de fluctuación” se distinguen las siguientes partes:

  • Línea de resistencia
  • Línea de soporte
  • Ruptura o breakout
  • Pull-back
  • Throw-back

Las zonas de fluctuación se encuentran delimitadas por dos líneas, entre las cuales se desarrolla el movimiento de las cotizaciones, siendo éste elástico en su interior e infranqueable a medida que se acerca a dichas líneas.

a) Línea de resistencia u oferta

Formada por las crestas (hips o hisips), por los bloques de vendedores, por la oferta que hay en el mercado.

b) Línea de soporte o demanda

Formada por los valles (lops o losips), por los bloques de compradores, por la demanda que hay en el mercado.

c) Ruptura o breakout

La zona de fluctuación quedará completada si se penetra la línea de resistencia de abajo hacia arriba, o si se penetra la línea de soporte de arriba hacia abajo.

Análisis técnico 16B

La ruptura hacia arriba ha de efectuarse con aumento sensible de volumen de contratación, condición que debe darse en cualquier ruptura de figura hacia arriba para que sea válida. En contrario, hay gran probabilidad que se trate de una señal falsa. Por contra, la ruptura hacia abajo no necesita aumento de volumen para ser válida, condición que suele darse en las rupturas hacia abajo, en su primer momento.

La confirmación de la ruptura (breakout) se da si las cotizaciones, después de romper la línea de oferta o la línea de demanda, llegan más allá del 3%. Una vez confirmada la figura, la línea de oferta o resistencia se convierte en soporte; y la línea de demanda o soporte se convierte en resistencia.

d) Pull-back

Después de producirse la ruptura hacia abajo, es frecuente que los precios retornen hacia arriba, hacia la antigua línea de soporte, ahora resistencia, para rebotar posteriormente y seguir el movimiento hacia abajo con más rapidez y mayor volumen de contratación.

Análisis técnico 16C

El pull-back es más frecuente cuando el mercado en general tiene aún fuerza o inercia alcista, y no suele darse cuando el mercado en general entra en una fase depresiva. Se presenta en un 40% de los casos, en un periodo comprendido entre 3 días y 3 meses después de la ruptura, dependiendo si las cotizaciones se mueven o no en un contexto alcista. Es una zona ideal para vender últimas posiciones o para iniciar ventas en descubierto en valores de ancho mercado, evitando hacerlo en valores estrechos por su peligrosidad.

e) Throw-back

Después de producirse la ruptura hacia arriba, es frecuente que los precios retornen hacia abajo, hacia la antigua línea de resistencia, ahora soporte, para rebotar posteriormente y seguir el movimiento hacia arriba con más rapidez y mayor volumen de contratación.

Análisis técnico 16D

El throw-back es más frecuente cuando el mercado en general tiene aún fuerza o inercia bajista, y no suele darse cuando el mercado en general entra en una fase de apogeo. Se presenta en un 40% de los casos, en un periodo comprendido entre 3 días y 3 meses después de la ruptura, dependiendo si las cotizaciones se mueven o no en un contexto bajista. Es una zona ideal para comprar o para iniciar compras a crédito en valores de ancho mercado, evitando hacerlo en valores estrechos por su peligrosidad.

16.4. LUGAR DE ENCUENTRO

Las zonas de fluctuación suelen aparecer en las siguientes partes del ciclo bursátil:

a) En un suelo o bottom cíclico

En el espacio de tiempo que transcurre entre una gran bajada, propia del final del ciclo bajista, y la fase líquida del próximo ciclo alcista. En donde existe poco volumen, debido a que casi nadie vende al estar los precios muy bajos, y tan sólo algunos inversores, grandes y bien informados, están acumulando poco a poco, preparándose para la próxima subida.

b) En una fase de indecisión

Como aquella que tiene lugar entre la fase líquida y la fase fundamental del ciclo bursátil. Cuando las fuerzas del dinero, alentadas por el optimismo de los compradores, que han experimentado la primera subida fuerte del ciclo (fase líquida), se enfrentan a las fuerzas del papel, promovidas por el pesimismo de los vendedores, que tienen en su memoria las secuelas de las pérdidas producidas en la fase bajista anterior.

c) En un techo o top cíclico

En el espacio de tiempo que transcurre entre la gran subida de la fase especulativa de final de ciclo alcista y el próximo ciclo bajista. En donde los compradores, esperan que el mercado seguirá subiendo, por la costumbre de los hechos, en contra de la postura de los vendedores grandes y bien informados, que están liquidando posiciones, preparándose para la próxima bajada.

16.5. INDICADORES TEMPRANOS

Mientras las cotizaciones se mueven dentro de la zona de fluctuación, y teniendo en cuenta la anchura de la misma, el inversor podrá optar entre aprovechar los recorridos que se originan entre las líneas de soporte y resistencia, o bien esperar la ruptura.

De cualquier manera, el momento crucial para el chartista en estas figuras, será la ruptura de una de las dos líneas que limitan la zona de fluctuación. Es entonces, cuando el mercado vuelve a encontrar una tendencia definida, y por lo tanto la posibilidad de obtener importantes ganancias.

A continuación se indican diferentes puntos de vista e indicadores tempranos, que ayudan a predecir la dirección que va a tomar la cotización al producirse la ruptura o escape, aunque lo que cuenta siempre es el escape y no la posibilidad.

a) Figura de consolidación o figura de vuelta

Por inercia, después de la ruptura, la cotización tiende a seguir la dirección de la tendencia anterior al inicio de la zona de fluctuación. Pero ésta es una probabilidad relativamente baja, y ésta es más baja cuanto más avanzado esté el ciclo bursátil. Es decir, a medida que el ciclo madura, la zona de fluctuación tiende más a ser figura de vuelta que figura de consolidación. Las zonas de fluctuación pueden definirse como: figuras de consolidación (60%) y como figuras de vuelta (40%).

b) Una normal zona de fluctuación

Aunque no hay regla fija sobre su amplitud, ésta debe ser amplía para considerarla como rectángulo, pudiendo establecerse como amplitud mínima, el 5%. El periodo de desarrollo suele ser de 1 a 3 meses, dependiendo de los volúmenes de oferta y demanda que haya en el techo y base del rectángulo. La frecuencia normal de una zona de fluctuación es de 3 “hisips” o techos y 3 “losips” o suelos, y suele producirse la ruptura en la sexta o séptima vuelta. Los límites superior e inferior del rectángulo no deben ser obligatoriamente líneas paralelas, a veces los límites son ligeramente convergentes, a veces el triángulo no es perfectamente horizontal, ofreciendo una pequeña inclinación ascendente o descendente.

c) Distribución del volumen

Dentro de la zona de fluctuación, el volumen de contratación decrece a medida que se avanza en ella. Cuando se observa que el volumen tiende a disecarse, se puede estar ante un inminente escape. Este indicador tiene una alta probabilidad de éxito.Cuando se está ante una ruptura por agotamiento de las fuerzas de la oferta y la demanda, sin apoyos extraordinarios, se utilizan los “indicadores tempranos de volumen” para prever por donde tendrá lugar el escape. Esto es, si aumenta el volumen en los tramos ascendentes, habrá probabilidad de ruptura hacia arriba, y si aumenta el volumen en los tramos descendentes, habrá probabilidad de ruptura hacia abajo.

Análisis técnico 16E

d) Frecuencia de tanteo

La validez de una línea de resistencia o de soporte gana con la frecuencia con que éstas hayan sido tanteadas. Hay una probabilidad, aunque baja, que la ruptura se produzca por el lado menos tanteado.

Análisis técnico 16F

e) Vuelta antes de llegar a los límites de la zona

Si en una fluctuación las cotizaciones tuvieran dificultad en subir hasta la línea de resistencia, girando hacia abajo sin llegar a tocarla, hay probabilidad que se produzca la ruptura hacia abajo.

Si en una fluctuación las cotizaciones tuvieran dificultad en bajar hasta la línea de soporte, girando hacia arriba sin llegar a tocarla, hay probabilidad que se produzca la ruptura hacia arriba.

Análisis técnico 16G

f) Escapes prematuros y escapes falsos

Cuando tiene lugar la ruptura, el escape que se produce puede ser provisional, es decir, la cotización vuelve a entrar en la zona de fluctuación. Estamos en los casos de “escape prematuro” o de “escape falso”. Estos escapes serán iguales hasta que produce el segundo escape definitivo. En el “escape prematuro”, la dirección del segundo escape será igual a la del primero; y en el “escape falso”, ambas direcciones serán contrarias.

Análisis técnico 16H

Análisis técnico 16I

Si el escape se produce hacia arriba, el “escape prematuro” se efectuará con aumento de volumen y al “escape falso” le faltará el volumen. Si el escape se produce hacia abajo, es difícil prever si el escape es “prematuro” o si es “falso”.

El escape tendrá buena probabilidad de ser “prematuro”, si el volumen es concordante (aumenta si suben los precios) y “falso” si el volumen es discordante (aumenta si bajan los precios).

g) Rectángulo por degeneración de triángulo

La figura del rectángulo surge frecuentemente por degeneración de un triángulo rectángulo (ascendente o descendente).

Después de un prolongado movimiento alcista, un “hisip” será una fuerte resistencia. Hay un cierto porcentaje de triángulos que, incluso con escape, se quedan frenados en esta resistencia. Estadísticamente el nuevo rectángulo tendrá tendencia a romper hacia arriba, confirmando la ruptura anterior que le dio vida, como si hubiera sido para tomar fuerzas y reanudar el camino iniciado.

De análoga manera, después de un prolongado movimiento bajista, un “losip” será un fuerte soporte. Hay un cierto porcentaje de triángulos que, incluso con escape, se quedan frenados en este soporte. Estadísticamente el nuevo rectángulo tendrá tendencia a romper hacia abajo.

Análisis técnico 16J

h) Paralelismo entre acción y su grupo

Las rupturas de otras acciones del mismo grupo indican probabilidad de ruptura en el mismo sentido.

i) Ruptura línea de tendencia vigente

Si durante el desarrollo del triángulo, los precios cruzaran lateralmente la línea de tendencia vigente, posiblemente el triángulo se comportará como figura de cambio de tendencia.

16.6. MOVIMIENTO RESULTANTE

Después de producirse la ruptura y confirmarse la figura, las cotizaciones bajarán o subirán como mínimo una longitud igual a la distancia que hay entre la línea de resistencia y la línea de soporte.

Análisis técnico 16K

Si la zona de fluctuación ha sido estrecha y ha durado mucho tiempo (suelo cíclico), el movimiento suele ser al principio lento e imperceptible, pudiendo llegar con el tiempo muy lejos.

16.7. POSIBLES COMPRAS Y VENTAS

Los movimientos que se efectúan dentro de la zona de fluctuación pueden aprovecharse por el inversor, cuando la distancia entre la línea de oferta y la línea de demanda supera el 5% de la cotización, es decir, un margen suficiente para cubrir comisiones y posibles pérdidas mínimas.

A continuación se indican dos posibles estrategias para operar en estas figuras:

a) En un único sentido

Una técnica segura y remunerada es trabajar la figura en un sólo sentido, es decir, comprando en la línea de soporte o demanda y vendiendo en la línea de resistencia u oferta la posición comprada. Así aprovechamos las fluctuaciones dentro de la figura. Para asegurar las compras, colocamos un stoploss (venta), y por si hay ruptura del rectángulo, colocamos orden de compra por encima de la resistencia (ruptura al alza) y orden de venta por debajo del soporte (ruptura a la baja).

Análisis técnico 16L

Además, observando los indicadores tempranos de volumen, se podrán hacer las siguientes operaciones:

  • Volumen concordante: Probabilidad ruptura al alza.

Se compra cerca de la línea de soporte y se vende cerca de la línea de resistencia. Se coloca una orden de compra, por encima de la línea de resistencia, para acompañar al movimiento hacia arriba en caso de ruptura.

Pueden efectuarse descubiertos (compras a crédito), pero hay que sopesar su peligrosidad. Se compra en descubierto (compra a crédito) en la línea de soporte, asegurando las posiciones con dos órdenes de “venta stoploss” por debajo de la ruptura de la línea de soporte. Con una cubrimos el descubierto y con la otra iniciamos la bajada con una posición en descubierto (peligroso).

Análisis técnico 16M

  • Volumen discordante:

Probabilidad de escape a la baja.Se compra cerca de la línea de soporte y se vende cerca de la línea de resistencia. Se coloca un stoploss (venta) para liquidar la compra y se coloca una orden de venta, por debajo de la línea de soporte, para acompañar al movimiento hacia abajo en caso de ruptura.

Pueden efectuarse descubiertos, pero hay que sopesar su peligrosidad. Se vende en descubierto (venta a crédito) en la línea de resistencia, asegurando las posiciones con dos órdenes de compra por encima de la ruptura de la línea de resistencia. Con una cubrimos el descubierto y con la otra iniciamos la subida con una posición de compra.

Análisis técnico 16N

b) En ambos sentidos

Esta otra técnica consistente en efectuar operaciones trabajando la figura en los dos sentidos.

Se compra una posición en la línea de soporte. Se venden dos posiciones en la línea de resistencia, con lo que se liquida la compra y se inicia la bajada con una venta en descubierto (peligroso). Al llegar a la zona de soporte se recompran dos posiciones, con una se cubre el descubierto y con la otra se inicia la subida.

Y así sucesivamente, hasta que la zona de fluctuación queda finalizada, al producirse el escape. Si la ruptura es hacia arriba realizamos dos compras y si la ruptura es hacia abajo realizamos dos ventas. Esta técnica suele resultar peligrosa.

Análisis técnico 16O

16.8. RECTÁNGULO DE CONTINUACIÓN O TRIPLE TECHO

Si estamos ante un gráfico como el que sigue, analicemos si puede acabar siendo un rectángulo de continuación o un triple techo.

Análisis técnico 16P

Si fuera un triple techo, tan pronto como se confirme la ruptura (3% por debajo de la línea de soporte), venderíamos, por producirse cambio en la tendencia.

Si fuera un rectángulo, una ruptura a la baja, nos alerta sobre la posibilidad de un cambio de tendencia, pero al ser frecuente en esta figura los “escapes falsos”, no venderíamos hasta no tener mayores evidencias.

Veamos las características de la figura, con el fin de determinar si se trata de un rectángulo de continuación o de un triple techo:

  • Si la distancia temporal entre las crestas es superior a 3 semanas y la amplitud de la figura (distancia entre resistencia y soporte) es superior al 10%, podemos estar ante un triple techo.
  • Si el volumen es muy discordante durante el tercer techo, podemos estar ante un triple techo. En los rectángulos, el volumen tiende a disminuir a medida que progresa la figura y se mantiene concordante con la dirección del escape (si aumenta en los rebotes y disminuye en las correcciones, escape al alza; si disminuye en los rebotes y aumenta en las correcciones, escape a la baja).
  • Si tras una “fase de acumulación”, la “fase de expansión” está muy madura y puede esperarse el inicio de la “fase de agotamiento”, estaremos ante una figura de cambio de tendencia, es decir, en un triple techo.
  • Si tras el tercer techo, antes de llegar la corrección a la línea soporte de los valles, los precios han penetrado la línea de tendencia, podemos estar ante un cambio de tendencia, es decir, en un triple techo.

 F  I  N

Capítulo 8

Manual de Análisis Técnico de Valores

=============================

Félix Mayoral Díez

=============================

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *