Saltar al contenido

MANUAL DE ANÁLISIS TÉCNICO DE VALORES (3)

noviembre 6, 2015

5. TENDENCIAS  –  LÍNEAS DE TENDENCIA

5.1. TENDENCIAS

Según la teoría de Dow, las cotizaciones se mueven por tendencias. La tendencia se puede definir como la dirección en que se mueven los precios.

Estos precios se mueven en tendencias porque hay un desequilibrio entre la oferta y la demanda. Las tendencias llevan los precios hacia arriba, hacia abajo o hacia la derecha. Pero antes o después las tendencias cambian, mediante un giro de dirección desde abajo hacia arriba, desde arriba hacia abajo, desde arriba o desde abajo hacia la derecha, con una inclinación moderada o escarpada.

Las tendencias estarán definidas por aquellos inversores que las construyen, es decir, los compradores crearán una tendencia alcista y los vendedores conformarán una tendencia bajista. Cuando la oferta supera a la demanda, la tendencia tiende a ser bajista y en el mercado hay más vendedores que compradores. Cuando la demanda supera a la oferta, la tendencia tiende a ser alcista y en el mercado hay más compradores que vendedores.

5.2. TIPOS DE TENDENCIAS

Las tendencias se clasifican en alcistas, bajistas y laterales, y a su vez, según su intensidad y duración, en primarias, secundarias y terciarias.

  • Tendencia alcista

Tendencia primaria alcista. Tendencia secundaria alcista. Tendencia terciaria alcista

  • Tendencia bajista

Tendencia primaria bajista. Tendencia secundaria bajista. Tendencia terciaria bajista

  • Tendencia lateral

a) Tendencia alcista

Bull Trend o Bull Market. Es la tendencia de los “toros” o inversores optimistas. Estos inversores son los compradores, cuyo optimismo ocasionará compras, que llevarán las cotizaciones cada vez más arriba. La oportunidad de obtener beneficios la tenemos comprando (estando largos), siendo “bullish”. Esta tendencia se caracteriza porque las sucesivas crestas (hips, hisips, picos, tops) y los sucesivos valles (lops, losips, senos, bottoms) son cada vez más altos, es decir, son ambos ascendentes.

Análisis técnico 5A

b) Tendencia bajista

Bear Trend o Bear Market. Es la tendencia de los “osos” o inversores pesimistas. Estos inversores son los vendedores, cuyo pesimismo ocasionará ventas, que llevarán las cotizaciones cada vez más abajo. La oportunidad de obtener beneficios la tenemos vendiendo (estando cortos), siendo “bearish”. Esta tendencia se caracteriza porque las sucesivas crestas (hips, hisips, picos, tops) y los sucesivos valles (lop, losips, senos, bottom) son cada vez más bajos, es decir, son ambos descendentes.

Análisis técnico 5B

c) Tendencia lateral

Esta tendencia se caracteriza porque las sucesivas crestas (hips, hisips, picos, tops) y valles (lops, losips, senos, bottoms) se mantienen en los mismos niveles (se mueven horizontalmente) durante un tiempo más o menos prolongado.

 Análisis técnico 5C

a1)  Tendencia primaria alcista

La tendencia primaria alcista viene representada en el gráfico por sus “losips” (valles) crecientes, puesto que las puntas bajas significativas de los sucesivos recortes a la baja que sufre la cotización en su camino ascendente, se sitúan cada vez a un nivel superior al anterior.

Por otra parte, el volumen es concordante (volumen va con la tendencia), es decir, sube o baja según suba o baje la cotización.

Análisis técnico 5D

De igual forma, en materias primas, en tendencia alcista, el “open interest” es concordante. El “open interest” viene definido por las compras de todos los meses de entrega que se encuentran vigentes (sin cubrir).

Análisis técnico 5E

Se tiene el siguiente indicador temprano: Si al subir la cotización el volumen empieza a retroceder, se está ante una probable vuelta inminente o cambio de tendencia. Similar con el “open interest” en materias primas, aunque este parámetro no tiene la misma importancia que el volumen.

El “open interest” aumentará las implicaciones futuras si el volumen es concordante y las reducirá si el volumen es discordante.

Análisis técnico 5F

a2)  Tendencia secundaria alcista

Son las reacciones al alza que se producen dentro de una tendencia primaria bajista. Viene definida por sus “lops” crecientes. Se caracterizan por volumen escaso.

a3)  Tendencia terciaria alcista

Formada por pequeñas fluctuaciones. No interesa chartísticamente  por la imposibilidad de sacarla provecho con criterios racionales.

b1)  Tendencia primaria bajista

La tendencia primaria bajista viene representada en el gráfico por sus “hisips” (crestas) decrecientes, puesto que las puntas altas significativas de los sucesivos recortes al alza que sufre la cotización en su camino descendente, se sitúan cada vez a un nivel inferior al anterior. Por otra parte, el volumen es discordante (volumen va contra la tendencia), es decir, sube o baja según baje o suba la cotización.

Análisis técnico 5G

De igual forma, en materias primas, en tendencia bajista, el “open interest” es discordante. El “open interest” viene definido por las compras de todos los meses de entrega que se encuentran vigentes (sin cubrir).

Análisis técnico 5H

El “open interest” (materias primas) aumentará las implicaciones futuras si el volumen es concordante las reducirá si el volumen es discordante.

Análisis técnico 5I

b2)  Tendencia secundaria bajista

Son las reacciones a la baja que se producen dentro de una tendencia primaria alcista. Viene definida por sus “hips” decrecientes. Se caracterizan por volumen escaso.

b3)  Tendencia terciaria bajista

Formada por pequeñas fluctuaciones. No interesa chartísticamente  por la imposibilidad de sacarla provecho con criterios racionales.

5.3. LÍNEAS DE TENDENCIA O DIRECTRICES

Una línea de tendencia o directriz, es aquella que mejor representa la evolución de una tendencia. En los gráficos con tendencia definida se observa la propensión de alinearse los valles (en tendencia alcista) y las crestas (en tendencia bajista).

Hay más posibilidad de obtener beneficios en una posición tomada en la dirección de la tendencia imperante. Si una directriz alcista es perforada a la baja, proporciona una señal de venta; si una directriz bajista es perforada al alza, proporciona una señal de compra.

a) Línea directriz o directriz primaria alcista

Es la recta que une los valles (losips) crecientes (chart logarítmico), ó la recta que tiende a convertirse en elipse, verticalizándose (chart normal). En chart normal la recta se convierte en elipse, debido a que una subida porcentual ocupa mayor distancia en el chart cuando está a un mayor nivel.

Una línea de tendencia trazada con dos valles consecutivos se denomina: Línea de tendencia o directriz alcista experimental. Se necesitan dos valles para trazar una directriz y un tercer valle para confirmar su validez (línea de tendencia o directriz alcista confirmada).

Análisis técnico 5J

Esta línea es lugar idóneo para realizar compras, siempre que la cotización se detenga en ella y rebote hacia arriba.

La ruptura de la línea directriz alcista, desde arriba hacia abajo, es considerada como “fin provisional del movimiento alcista”, que puede dar lugar a un movimiento neutro de duración variable, o a un movimiento bajista sí además se viola el siguiente soporte.

Análisis técnico 5K

b) Línea de tendencia o directriz primaria bajista

Es la recta que une las crestas (hisips) decrecientes (chart logarítmico), ó la recta que tiende a convertirse en elipse, verticalizándose (chart normal). En chart normal la recta se convierte en elipse, a consecuencia de “órdenes stoploss”, ventas pánico, etc., aunque debiera producirse atenuando su movimiento de caída, puesto que una bajada porcentual ocupa menor distancia en el chart cuando está a menor nivel, pero esto suele darse generalmente en la última fase de la bajada (cuando se hace horizontal).

Una línea de tendencia trazada con dos crestas consecutivas se denomina: Línea de tendencia o directriz bajista experimental. Se necesitan dos crestas para trazar una directriz y una tercera cresta para confirmar su validez (línea de tendencia o directriz bajista confirmada).

Análisis técnico 5L

Esta línea es lugar idóneo para realizar ventas, siempre que la cotización se detenga en ella y rebote hacia abajo.

La ruptura de la línea directriz bajista, desde abajo hacia arriba, es considerada como “fin provisional del movimiento bajista”, que puede dar lugar a un movimiento neutro de duración variable, o a un movimiento alcista sí además se supera la siguiente resistencia.

Análisis técnico 5M

c) Línea de tendencia o directriz secundaria alcista

Es la recta que une los “lops” crecientes. Aquí el efecto elíptico es despreciable por tratarse de movimientos cortos. Será contraria a la línea directriz primaria bajista.

d) Línea de tendencia o directriz secundaria bajista

Es la recta que une los “hips” decrecientes. Aquí el efecto elíptico es despreciable por tratarse de movimientos cortos. Será contraria a la línea directriz primaria alcista.

5.4. LÍNEAS DE TENDENCIA COMO SOPORTES Y RESISTENCIAS

Las líneas de tendencia o directrices alcistas actúan siempre como soportes, y las líneas de tendencia o directrices bajistas actúan siempre como resistencias.

Al comportarse como soportes y resistencias, las líneas de tendencia invierten sus papeles una vez han sido penetradas por la curva de precios. Es decir, cuando los precios descienden por debajo de la directriz alcista (soporte), esta directriz se convierte en resistencia; y cuando los precios suben por encima de la directriz bajista (resistencia), esta directriz se convierte en soporte.

Análisis técnico 5N

Al ser la directriz bajista una resistencia, en sus proximidades, será una zona adecuada para vender. Al ser la directriz alcista un soporte, en sus proximidades, será una zona adecuada para comprar.

La ruptura de una directriz, en la mayoría de los casos, será una primera señal de que se puede estar iniciando un cambio de tendencia.

Cuando se produce la ruptura de la línea de tendencia, esta directriz puede utilizarse para medir el alcance de los precios. Después de producirse la ruptura de la directriz alcista/bajista, los precios bajarán/subirán como mínimo una distancia igual a la que existe entre el máximo inmediatamente anterior a la ruptura.

Análisis técnico 5O

5.5. SOLIDEZ DE LAS LÍNEAS DE TENDENCIA

Los factores que determinan la importancia de las líneas de tendencia son:

a) Veces que es probada la línea de tendencia

Cuantas más veces haya sido probada la línea directriz, rebotando los precios en sus proximidades, mayor será su fortaleza. Pero si se produce la ruptura, a mayor número de rebotes previos, mayor será la probabilidad de que se esté iniciando un cambio de tendencia.

Análisis técnico 5P

b) Tiempo de la tendencia

Cuanto mayor haya sido el tiempo que lleva activa la tendencia, que ha permanecido intacta, mayor será su fortaleza.

Análisis técnico 5Qc) Pendiente o inclinación de la línea de tendencia

Cuanto menor sea la inclinación de la directriz, mayor será la fortaleza de la tendencia.

Cuanto mayor sea la pendiente, en especial en tendencias secundarias y terciarias, mayor probabilidad de ruptura de la directriz. Cuanto menor sea la pendiente en tendencias primarias, mayores serán las implicaciones en caso de ruptura.

d) Resumen

Mayor fortaleza de la línea de tendencia, si más veces ha sido probada rebotando, si mayor es la duración de la tendencia y si es menor la pendiente de la tendencia.

5.6. RUPTURA LÍNEA DE TENDENCIA

Una directriz alcista ha quedado rota cuando los precios se sitúan por debajo de dicha directriz. Una directriz bajista ha quedado rota cuando los precios se sitúan por encima de dicha directriz.

Para que se confirme la ruptura se pueden establecer tres criterios:

  1. Grado de penetración igual o superior al 3%, produciéndose en uno o varios días consecutivos.
  2. Volumen de contratación. Las rupturas al alza de directrices bajistas suelen ir acompañadas de incremento de volumen. Las rupturas a la baja de directrices alcistas no siempre van acompañadas de incremento de volumen.
  3. Comportamiento de los precios después de la ruptura. Si tras la ruptura de una directriz alcista, los precios vuelven hacia dicha directriz y se sitúan por encima de ella, la ruptura queda invalidada. Pero, si no consiguen situarse por encima de ella, y vuelven a bajar, quedará confirmada la ruptura. De análoga forma en la ruptura de directriz bajista.

5.7. MEDICIÓN PROBABLE DE UNA TENDENCIA

Una tendencia suele ser en su amplitud proporcional a la tendencia contraria anterior y a la anchura de la base que la precede. Por lo tanto, si no ha habido una gran bajada anterior, ni una ancha base anterior, es probable que la futura subida sea de corta duración.

Una tendencia sectorial queda reforzada, si los demás sectores van en el mismo sentido, por la ley de Dow. En especial, es importante que la tendencia esté confirmada por el índice eléctrico, que es el más sensible al precio del dinero.

Si en el origen de una tendencia se observa una figura chartista, la duración de esta tendencia se medirá de acuerdo con las características de dicha figura chartista. Un rasgo de una tendencia es su inclinación a la continuidad.

Los “swings” son los alcances mínimos que se estiman después de producirse los escapes tras la formación de las figuras chartistas. Si los “swings” son pequeños, la nueva subida no llegará demasiado lejos.

Las tendencias que no están acompañadas de un momento cíclico apropiado no suelen tener larga duración.

Las fases alcistas de un ciclo bursátil son más duraderas que las fases bajistas. La relación puede ir de 3:1 hasta un 2:1.

Por la teoría de Dow, una tendencia alcista se caracteriza por sus “losips” crecientes, que definen la línea directriz alcista primaria; y una tendencia bajista por los “hisips” decrecientes, que definen la línea directriz bajista primaria. También no es condición indispensable que en una tendencia alcista los “hisips” sean crecientes y que en una tendencia bajista los “losips” sean decrecientes, aunque si no se cumple esta condición estaríamos en una figura triangular.

5.8. CORRECCIÓN DE LA LÍNEA DE TENDENCIA

Veamos cuestiones a tener en cuenta, con el fin de modificar o no una línea de tendencia, cuando la primitiva directriz no ha sido rebasada de modo concluyente (no excede el margen del 3% o los precios han vuelto a situarse sobre la directriz).

Si tenemos una directriz formada por dos valles (crestas) y se produce una ruptura al desarrollarse el tercer valle (cresta), es aconsejable trazar una nueva directriz que una el primer y tercer valle (cresta).

Análisis técnico 5R

Si tenemos una directriz formada por dos valles (crestas) y se desarrolla el tercer valle (cresta) lejos de la directriz, sin llegar a tocarla, es aconsejable trazar una nueva directriz que una el segundo y tercer valle (cresta). Mientras los precios no rompan esta segunda directriz, ésta será la directriz vigente. Si los precios rompen la segunda directriz, volverá a estar vigente la primera directriz.

Análisis técnico 5S

El efecto elíptico de las directrices primarias en un “chart normal” se compensa trazando una nueva directriz, más vertical, que descansará sobre la primera, y luego eventualmente una tercera. En el momento que una directriz alcista no es más vertical que la anterior, será propicio para las “tomas de beneficios parciales”.

Si una directriz, probada repetidas veces, es rebasada de forma poco clara, es aconsejable mantener la directriz vigente.

Si en un movimiento diario, los precios rebasan la directriz pero al cierre vuelven sobre ella, es aconsejable mantener la directriz vigente.

5.9. ABANICAR DIRECTRICES

Se parte de la base de que la directriz ha tenido una ruptura válida (concluyente), al contrario de lo que ocurría en la corrección de directrices.

Si los precios rompen la primera directriz, puede dibujarse una segunda directriz (abanicada) uniendo los primeros valles (crestas) de ambas directrices, convirtiéndose generalmente la primera directriz en resistencia o soporte. Si los precios rompen la segunda directriz, puede dibujarse una tercera directriz (abanicada) uniendo los primeros valles (crestas) de las directrices primera y tercera, convirtiéndose generalmente la segunda directriz en resistencia o soporte. Antes o después los precios acabarán rompiendo la tercera directriz, y es en esa ruptura donde se considerará producido un cambio de tendencia.

Análisis técnico 5T

5.10. PENDIENTE DE LAS LÍNEAS DE TENDENCIA

Las líneas de tendencia más fiables son aquellas que tienen una inclinación o pendiente aproximada a los 45º.

Las líneas de tendencia con mucha inclinación suelen ser penetradas con suma facilidad en cuanto aumenta la volatilidad en los precios o en un movimiento horizontal con cierta duración. Las líneas de tendencia con poca inclinación merecerán poca fiabilidad.

A veces en las tendencias primarias, en los periodos de aceleración y deceleración, es conveniente para operar, trazar “líneas de tendencia aceleradas”. Una vez que se produce la ruptura en estas líneas, la directriz primaria vuelve a estar vigente.

Análisis técnico 5U

5.11. OBJETIVO SWING

Es la distancia del avance o retroceso que experimentará la cotización en la siguiente subida o bajada, al moverse dentro de una tendencia. Aproximadamente el tirón alcista (bajista) suele ser el doble de la reacción técnica precedente. Las cotizaciones tienden a apoyarse y a volver a la línea directriz alcista (bajista).

Análisis técnico 5V

Es conveniente fijar “objetivos swings” en chart logarítmicos, aunque prácticamente no se comete demasiado error al hacerlo en chart normales.

5.12. REACCIÓN SECUNDARIA CON RUPTURA DE DIRECTRIZ ALCISTA PRIMARIA

Normalmente de acuerdo con teoría chartista, tendremos que vender, o como mínimo, aligerar posiciones, cuando se produzca una ruptura de la directriz alcista primaria. Acudiremos al análisis cíclico para ver si estamos en un cambio de tendencia o en una reacción.

Si el ciclo está avanzado y el movimiento alcista está en estado de “alta madurez”, estamos ante la posibilidad de una inversión en la tendencia. Esto puede detectarse por:

  • Los intereses, que habrán bajado bastante, presumiéndose su subida.
  • Los balances de las empresas, que son muy buenos.
  • Las cifras de parados, que hace tiempo que están descendiendo.

En caso contrario, se tratará de una reacción cuya profundidad dependerá del movimiento primario anterior, que descontaba hechos que iban para largo. Esta reacción, aunque llega a romper la directriz alcista primaria, no afecta al ciclo alcista primario. Sólo corrige excesos anteriores. Se produce la famosa “bola de nieve”.

Esta reacción se produce por situaciones de sobrecompra. Las situaciones de sobrecompra o sobreventa se ven favorecidas por las modalidades de “crédito al mercado”, opciones, y similares, es decir, por inversores que compran o venden con poco dinero.

Estas situaciones son reconocibles por los indicadores tempranos:

  • Índice de fuerza relativa.
  • Indicadores de materias primas dotados de osciladores sobrecomprados o sobrevendidos.
  • Porcentajes compras/ventas con crédito al mercado.
  • Índice de descubiertos (short interest ratio).
  • Consenso “contrary market opinion” o “contrary market sentiment”.
  • Índice de “oddlotters”.

5.13. LA BOLA DE NIEVE

El mercado sobrecomprado se caracteriza por la uniformidad de opiniones. Todos los participantes opinan que la bolsa va a subir y todos han comprado. Algunos han comprado a crédito, más de lo que pueden pagar. Apenas quedan compradores insatisfechos.

No cabe esperar nueva demanda y el volumen empieza a ser discordante (cotización al alza, volumen a la baja) con sus implicaciones bajistas.

Empieza una reacción por falta de demanda, iniciada por los asiduos al parquet y luego por chartistas que detectan el indicador de volumen discordante y demás osciladores. Las cotizaciones llegan a la directriz alcista y a los primeros soportes.

Al haberse acumulado fuertes plusvalías en la fase efervescente anterior, la presión realizadora puede quemar las primeras resistencias y llegar a las marcas “stoploss”. Los compradores a crédito, sin liquidez para cubrir las coberturas adicionales exigidas por los Bancos, son obligados a vender en un mercado vendedor y al cambio “mejor”.

Esto termina por hundir el mercado. Eventuales compradores se retiran y esperan para comprar más barato. Se llega a un mercado bajista sin que las circunstancias fundamentales hayan cambiado, tan sólo debido a las exageraciones anteriores.

Mercados de este tipo terminan a menudo girando con gran rapidez en un solo día de altísimo volumen de contratación, llamado día de “sell of (venta saldo)”. En este día “las manos débiles” (nerviosos que no saben aguantar) liquidan las posiciones con crédito al mercado. Se cierra en un tono firme y sosegado, quedando el mercado “limpio” y listo para una nueva subida.

6. CANALES Y  LÍNEAS DE VELOCIDAD 

6.1. CANALES

Los “techos” de las recuperaciones, ó los “suelos” de las reacciones, se desarrollan, a veces, a lo largo de una “línea de vuelta”, paralela a la línea directriz alcista o a la línea directriz bajista, formándose así los canales. Tanto las crestas como los valles tienen propensión a la alineación, moviéndose los precios dentro de un canal de tendencia.

Los canales de tendencia quedan delimitados por una línea de tendencia (directriz) y una línea de retorno (línea de vuelta). Es frecuente que las líneas de tendencia y retorno sean prácticamente paralelas, aunque no es una condición obligatoria para definir un canal.

Análisis técnico 6A

En los canales, los soportes y resistencias que pueden ofrecer las líneas directrices no suelen ser muy consistentes. Esto es debido, a que en los canales, al contrario que en los “soportes” o en las “resistencias”, no hay órdenes de compradores y vendedores frustrados, ni órdenes de compradores y vendedores arrepentidos, sino que sólo hay un factor de impaciencia, representado por los puntos que los compradores están dispuestos a pagar de más por unidad de tiempo transcurrido (canal mercado alcista) o por los puntos que los vendedores están dispuestos a cobrar de menos por unidad de tiempo transcurrido (canal mercado bajista).

Los canales alcistas se forman cuando los “hips” ó “hisips” pueden unirse entre si mediante una recta paralela a la directriz alcista. Son bastante frecuentes.

Para aprovechar las oscilaciones de las cotizaciones dentro de los canales alcistas, la recta que une los “hisips” indicará lugar apropiado para realizar “ventas parciales”, y la directriz alcista que une los “losips”, lugar idóneo para efectuar “compras”. Ahora bien, estas compras debemos estar dispuestos a venderlas si la cotización viola esta directriz alcista, quizás dos días después y con pérdidas.

Los canales bajistas se forman cuando los “lops” ó “losips” pueden unirse entre sí mediante una recta paralela a la directriz bajista. Se dan raramente, ya que las caídas suelen ser rápidas, desordenadas y en vertical.

Para aprovechar las oscilaciones de las cotizaciones dentro de los canales bajistas, la recta que une los “losips” indicará lugar apropiado para realizar “compras”, y la directriz bajista que une los “hisips”, lugar idóneo para efectuar “ventas”. Ahora bien, estas compras debemos estar dispuestos a venderlas si la cotización viola la línea formada por los “losips”, quizás dos días después y con pérdidas.

Si los precios que se mueven dentro de un canal durante un periodo dilatado de tiempo, rompen la línea de tendencia, se interpretará como primer indicio de cambio de tendencia.  En canal alcista, la rotura de la línea de tendencia, indica posible cambio de tendencia a la baja. En canal bajista, la rotura de la línea de tendencia, indica posible cambio de tendencia al alza.

Análisis técnico 6B

Si los precios que se mueven dentro de un canal durante un periodo dilatado de tiempo, rompen la línea de retorno, se interpretará como reforzamiento de la tendencia vigente. En canal alcista, la rotura de la línea de retorno, indica reforzamiento de la tendencia alcista. En canal bajista, la rotura de la línea de retorno, reforzamiento de la tendencia bajista.

Análisis técnico 6C

El movimiento resultante después de la rotura del canal, suele tener una amplitud mínima igual a la anchura del canal.

Indicios de escape del canal:

Dentro del canal, si los precios se detienen bruscamente antes de alcanzar la línea de retorno y retroceden con decisión hacia la línea de tendencia, puede haber una rotura de la línea de tendencia.

Análisis técnico 6D

6.2. LÍNEAS DE VELOCIDAD

Vamos a determinar el límite de las correcciones, principalmente dentro una tendencia primaria, utilizando alguno de los siguientes métodos: Retroceso en porcentaje ó Líneas de velocidad.

a) Retroceso en porcentaje

Dentro de las tendencias primarias se producen correcciones secundarias, que estadísticamente tienden a recorrer entre 1/3 y 2/3 de la amplitud del movimiento primario precedente, antes de reanudar el movimiento en dirección de la tendencia primaria.

Este método consiste en estimar niveles de retroceso correspondientes al 33%, 50% y 66% del movimiento precedente. Estos niveles serán estáticos, no dependientes del factor temporal. Se tratará de ver en donde se frena la corrección teniendo en cuenta estos niveles, con ayuda de soportes, resistencias, tendencias, etc.

Análisis técnico 6Eb) Líneas de velocidad

Este método consiste en dividir la tendencia, desde su máximo a su mínimo, en tres partes iguales, y trazar las líneas de velocidad, que medirán la velocidad con que se está desarrollando la tendencia, las cuales nos darán los posibles límites de la corrección. Los niveles obtenidos no serán estáticos, ya que dependen del factor temporal.

Análisis técnico 6F

La corrección deberá detenerse al llegar a la 1ª línea de velocidad; si ésta cede, deberá detenerse al llegar a la 2ª línea de velocidad; si ésta cede, deberá llegar probablemente al inicio del movimiento precedente.

Cuando las líneas de velocidad ceden, se invierten sus papeles de soporte o resistencia. En movimiento alcista, las líneas de velocidad son soportes, pero si ceden, se convierten en resistencias. En movimiento bajista, las líneas de velocidad son resistencias, pero si ceden, se convierten en soportes.

 F  I  N

Capítulo 3

Manual de Análisis Técnico de Valores

=============================

Félix Mayoral Díez

=============================

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *